miércoles, 1 de junio de 2011

CASO DE BULLYING EN MEXICO 2011

UN CASO DE ACOSO ESCOLAR (BULLYING) EN VALLE DE CHALCO, ESTADO DE MÉXICO
Testimonio Sra. Laura Gómez, mamá de Yaretzi quien fuera víctima de bullying.
Yo podría describir a mi hija Yare como una niña tranquila, inteligente, estudiosa y muy amiguera. Desde que entro al kínder, siempre fue muy buena compañera y se encontró con buenos amigos, con sus maestras se llevaba muy bien, le gustaba salir en los bailables, y recitar poesías. Cuando ella entra a la secundaria me preocupaba por ella porque la escuela a la que asistía quedaba retirada de la casa tenía que tomar transporte y no estaba yo muy tranquila con esto, en 2° año opte por cambiarla de secundaria a una más cercana a la casa, supuestamente para que estuviera yo mas al pendiente de ella. Y así ingreso en la secundaria Luis G Urbina en el turno vespertino.
Ella entro en la tercer semana de clases por cuestiones de papeleo en la esc. recuerdo que ella no quería que la cambiara de escuela me decía que ella estaba muy bien en la esc. a la que iba me decía  “no me cambies y te prometo que sacare 10 en todas las materias” pero yo no le hice caso. El día que entro a la sec. Luis G Urbina estaba muy nerviosa le dije que se calmara y poco a poco empezó hacer amigos, desde la primer semana que entro ella me dijo que una niña le había dicho con quien le convenía juntarse y con quien no, yo solo le dije tu dedícate a estudiar y no te metas en problemas con nadie.
Fue pasando el tiempo y un día que fuimos por ella a la hora de la salida unas niñas golpearon a otra y llego una patrulla, en ese momento no supimos lo que había pasado. Al otro día Yare me comento que las que le habían pegado a la niña eran dos niñas de su mismo salón, ella se dio cuenta por que las mandaron a traer a la dirección ya que habían llegado a reclamar los padres de la niña agredida. Ese fue uno de nuestros primeros motivos para estar más al pendiente de ella, así que a veces iba yo a la escuela para preguntar a los maestros sobre como iba yare así creía estar al pendiente de ella, lo que note que las veces fue que entre las 6:00 y las 7:00 pm la mayoría de los niños estaban afuera de sus salones y yo pregunte en una ocasión: ¿que no tienen clase o por que están afuera? Y los mismos niños me decían que la mayoría de los maestros ya se habían ido que eso era muy seguido.
Un día yare me comento que otra vez Daniela y María [sus agresoras] habían golpeado a otra niña lo cual le hacía sentir un poco de miedo ya que para estos días ella ya no les hablaba , unas dos semanas antes de que salieran de vacaciones de diciembre Yare me dijo que harían una excursión a un parque de diversiones y yo le dije que sí que podía ir, estaba emocionada, pero de repente un día me dijo que ya no iba a ir a la excursión y le pregunte el por qué y dijo que porque casi no tenía muchos amigos y que tal vez ni se iba a divertir. Unos días después me comento que una niña de la escuela le había dicho que se cuidara porque Daniela y sus amigas le querían pegar, entonces ella comenzó a preocuparse y a ya no querer ir a la escuela, yo hablé con ella y le dije que hablara con el orientador y que no se preocupara que yo no iba a dejar de ir por ella a la hora de la salida así pasaron los días y tampoco quiso asistir al convivio que hicieron en la escuela.
Ahora creo que ella presentía lo que le paso. Durante las vacaciones yo le pregunte por que ya no quería ir a la escuela y ella me dijo que el acoso de estas dos niñas se estaba haciendo cada vez mas incomodo para ella. Yo nunca me imagine lo que estas dos niñas podían hacerle. Así que solo le decía que no se preocupara que si la seguían molestando yo misma iría a decirle al director de la escuela. Pero ella me decía que no fuera porque iban a decir que era una chismosa y no quería que eso le perjudicara. Así que cuando regresaron de vacaciones fui a buscar al director pero no estuvo y quise hablar con el orientador pero tampoco lo encontré así que no pude hablar con ellos y yo dentro de mí pensaba que esto solo era problema de niñas y que tal vez yo estaba exagerando.
El día viernes catorce de abril cuando la llevaba a la escuela y se despidió de mí, me abrazo y me dijo — mamá no quiero entrar a clase, ándale llévame contigo a traer a mis hermanos — y yo le dije que no que ya era viernes y que estaba mal que faltara a clases así que entro a la escuela y yo me retire… cada que recuerdo esto me lleno de tristeza, coraje y de impotencia porque siento que fui yo la culpable de todo lo que le paso por no haberle hecho caso. Ese día como a las 7: 20 pm aprox. sonó el teléfono y al contestar era la subdirectora Natividad Peñasco quien me dice que valla rápido a la escuela ya que mi hija había tenido un altercado con otra niña y le habían abierto su cabeza y la veía muy mal, así que yo colgué y salí corriendo para la escuela. al llegar vi a mi hija sentada y llena de sangre ella temblaba y lloraba, casi no podía hablar y cuando le pregunte: ¿quién te hizo esto? me contesto Daniela. Yo le dije a la directora que llamaran a los padres de la niña para que supieran lo que había hecho, la subdirectora contesto que no, que eso lo haría hasta el lunes, yo le dije que quería ver a esa niña y me dijo la tenemos en orientación, pero cuando una de mis sobrinas se fue asomar no había nadie. Después ya nos enteramos que las había dejado ir desde antes que llegáramos.
Le pedí que llamaran a una ambulancia pero me dijo que no exagerara y que ya me fuera porque la niña no dejaba de sangrar. le dije a la subdirectora que yo no tenia ningún tipo de seguro que por favor llamara a la cruz roja , pero me dijo- yo no puedo hacer eso, usted váyase y por los gastos no se preocupen si los papas de la niña no pagan, nosotros corremos con todos los gastos-. Antes de salir de la dirección llego una mamá del mismo grupo de mi hija que le dijo a la subdirectora, que hasta cuando iban a permitir que esa tal Daniela siguiera golpeando a las demás y la subdirectora le contesto: “yo ya hablé con la señora y retírense por favor”. Así que me retire con mi hija a el hospital general de Chalco, pero ahí una doctora al verla me dijo si te la atiendo pero me vas a esperar porque tengo muchos pacientes antes que tu así que espérate allá afuera y cuando me desocupe te hablamos, mientras ve con el radiólogo, porque lo más seguro es que tenga fractura de cráneo, tampoco estaba el radiólogo y una enfermera me dijo: “hay señora su niña se ve muy mal yo en su lugar me la llevaba a otro lado porque el radiólogo ya se fue y no creo que regrese”.
Al ver la negatividad de los médicos del hospital, la tuve que llevar a una clínica particular en donde al verla la recibieron y le lavaron y suturaron la herida, después la llevaron a rayos x y saliendo de ahí el doctor me dice que mi hija tiene traumatismo craneoencefálico y una fisura en el cráneo por lo cual se tiene que quedar internada ya que aparte tiene dilatada la pupila lo que les indica que por los golpes su cerebro está muy inflamado y corre el riesgo de convulsionarse. Acepto que hospitalicen a mi hija y le administran medicamentos intravenosos para desinflamar y aminorar su dolor. Mientras todo esto pasaba yo me sentía desesperada porque no era posible que una persona sin sentimientos fuera capaz de cambiarle la vida a una niña de 13 años y mucho menos de la manera que lo había hecho, yo me sentía culpable e impotente, por no saber cómo reaccionar en ese momento. Cuando peor me sentí fue cuando el médico me dice que posiblemente mi hija presente secuelas a causa de los golpes y que por la gravedad de las lesiones tenía que llamar al Ministerio Público cuando subí al cuarto donde ya estaba mi hija la observaba mientras le colocaban el suero y como ya le habían limpiado bien su carita comencé a notar todos los golpes que no le había visto. Su frente estaba llena de moretones y bolitas causadas por los mismos golpes no podía llorar porque no quería que mi hija me viera. Poco tiempo después llego el M.P. con una médico legista la cual al revisarla corrobora lo que ya había dicho el médico.
Por su estado no le tomaron declaración y la tuvimos que llevar hasta el día lunes, en la clínica nos dijeron que necesitaba yo depositar al menos 2500 pesos para que la pudieran seguir atendiendo así que como ya habíamos pagado suturas, rayos X y demás en ese momento no contábamos con ese dinero, le dije que al otro día lo depositaríamos. Llame a la subdirectora para pedirle su apoyo como me lo había ofrecido un día antes, pero me dijo que no que ella no tenia por que pagar nada ya que el responsable era el director. Entonces yo le dije que me dijera como poder comunicarme con el director pero ella me dijo que no podía molestarlo, que me esperara hasta el lunes y así fue, el día lunes me presente en la escuela y nos recibió el director Gregorio Rivera Meneses, el cual al llegar nos dijo que él no había estado el día de los hechos por que unos minutos antes había recibido una llamada urgente y tenía que ausentarse. También estaban la subdirectora Natividad Peñasco, el supervisor Arnulfo Reyes Guzmán y la mama de la agresora Daniela. El supervisor nos dio una excusa diferente, dijo que el director no había estado presente ese día porque el mismo supervisor le había otorgado un permiso para faltar desde días antes. Ahí me di cuenta que se estaban contradiciendo por que el día sábado que le pedí el apoyo por teléfono a la subdirectora me dijo que ella no era responsable porque ese día ahí estaba el director. Así me doy cuenta que se contradicen los tres. En esta junta el supervisor Arnulfo dijo que como ellos no le habían pegado a la niña pues no tenían por que pagar nada, pero que como querían ayudarme me apoyarían con 3,500 pesos. Y la mamá de la agresora pagara otros 3,500 y así me ayudarían. Aparte me ofrecieron un seguro para mi hija y así ya no corrieran los gastos. Como yo estaba tan desesperada por conseguir el dinero les dije que estaba bien, y me dicen que entonces me presente a otro día martes 18 de enero para que me dieran el apoyo.
Al otro día yo llego a la escuela y antes de entrar a la dirección veo a una compañera del mismo salón de mi hija y me pregunto ¿cómo esta Yare? yo le dije que mal y que si ella sabía bien que había pasado, me contestó que cuando le estaban pegando ella les dijo que la dejaran y que María la amenazo diciéndole que si se metía a ella le iría peor. Ella me dijo lo que había visto y había una parte de la cual mi hija nunca mencionó. La niña me dijo que después del golpe en el pizarrón empezó a ver mucha sangre y que luego rodaron y la niña Daniela estrello a mi hija con una butaca y la seguía golpeando y jalándola del cabello…todo lo que me dijo esta niña me llenó mas de coraje pensando que si mi hija no se acordaba de esa parte, me era tan doloroso creer que esta niña la hubiera seguido golpeando a pesar de que mi hija ya estaba inconsciente. Le dije a la niña que tenía que ir a la dirección y me despedí de ella. Cuando llego a la dirección el director y la subdirectora me dicen que ya tenían una parte del dinero y que me la entregarían siempre y cuando yo les firmara un acuerdo que ya habían firmado tanto el director como la mama de la niña Daniela, pero al leerlo me doy cuenta de que todo lo que ponen ahí es totalmente mentira y es injusto, algunas de las cosas que decían era que yo deslindaba a la escuela de todo problema al igual que a la agresora. También decía que me habían entregado a mi hija en perfectas condiciones y que como la mamá de la agresora no tenía dinero y era madre soltera, pues solo podía darme 100 pesos cada semana y pues yo no acepto y no les firmo nada; los directores empiezan a molestarse y me dicen -pues si no firma no le vamos a entregar nada- así que al ver lo prepotentes que comenzaron a portarse, mejor me retiro y a otro día fui a checar lo del seguro que me habían ofrecido y al llegar a la clínica del IMSS me dicen que me tomaron el pelo por que el papel que llevaba no tenía nada que ver con ningún seguro, me explicaron que los directores del plantel sabían perfectamente que a los alumnos de secundaria no se les podía asegurar. Al enterarme de esto me sentí todavía más impotente porque, ya no me iban a dar dinero y aparte sin el seguro me preguntaba ¿qué iba yo a hacer con todos los gastos de mi hija?
Llena de coraje y sin saber que hacer opte por contratar a una licenciada para demandar a la escuela, pero la licenciada me dijo que no se podía hacer nada en contra de los maestros porque al denunciarlos se iban a tratar de cubrir entre ellos y que ella no me lo recomendaba ya que iba yo a gastar lo que no tenia y de todas maneras no les iban hacer nada. Cuando llegaba a la casa y veía el estado de salud de mi hija sentía que ya no podía más. Pase días enteros sin poder dormir y sin saber q mas hacer… días después el M.P mando a la escuela un oficio requiriéndole a la escuela otorgar datos detallados de las agresoras para poder mandarles los citatorios a las dos agresoras y claro a mi hija, para que se presentaran en el M.P. Pero lo raro es que únicamente encontraron mi domicilio y el de las otras dos niñas no los encontraron, cuando yo me presente en el M.P. el agente ministerial me dijo que las direcciones de las dos agresoras resultaron falsos por lo que pienso que tal vez la escuela no proporciono los datos correctos de las menores. Los días seguían pasando y regrese a la escuela a solicitar la baja de mi hija para poder inscribirla en otra esc. pero me la negaron, decían que si firmaba el acuerdo si me otorgarían la baja si no podían dármela. Entonces busque ayuda en el depto. Regional de Chalco al Profesor Vicente Martínez Toriz pero no lo encontré y me mandaron con el jurídico y les expuse mi problema, ellos dijeron me apoyarían y me citaron a otro día para ver qué solución tomarían. Pero a otro día cuando llegamos mi esposo y yo no había nadie y su secretaria nos dijo que los disculpara pero que tenían mucho trabajo y no iban a asistir a esta cita. Nos retiramos una vez más con las manos vacías y fue hasta la siguiente semana que el departamento jurídico del depto. Regional nos cita en la sec. Luis G Urbina. Y ahí ellos me dicen que estoy en todo el derecho de pedir el apoyo pero el director Gregorio y el Supervisor Arnulfo dicen que ellos me otorgan una ayuda si firmo el documento antes mencionado, y ahí ellos junto con la madre de la agresora, presentaron una hoja membretada de la clínica en donde mi hija estuvo hospitalizada en donde decía que estudios le habían realizado a mi hija cuanto pague, y algo que me llamo mucho la atención y fue que supuestamente el director de la clínica decía que mi hija únicamente se había descalabrado pero que no era nada importante… entonces yo me pregunte ¿si no hubiese sido tan graves las lesiones de mi hija porque entonces el mismo director de la clínica el Doctor Aullet había llamado al M.P. y porque la misma médico legista había determinado las lesiones . Pero bueno como en la escuela no volvimos a resolver nada y tanto el supervisor como el director se empezaron a portar altaneros groseros y prepotentes, tuvimos que retirarnos sin llegar a ningún arreglo.
Al salir de ahí me dirijo a la clínica donde estuvo hospitalizada mi hija, para pedir una explicación acerca de la hoja que les habían entregado a la madre de la agresora y a los directores, preguntarles que con qué derecho ellos habían otorgado datos de mi hija sin mi consentimiento, y el porqué de sus mentiras. Y al pedir hablar con el director de la clínica el encargado de la puerta me dice primero que no podía bajar por que tenía un paciente grave y cuando le digo que ahí lo voy a esperar hasta que baje, el encargado me dice que no que ya se había ido y que ya no iba a regresar. Entonces me voy y yo trato de buscar al doctor Aullet para que al menos me dé una copia del expediente de mi hija, pero desde ese día hasta el día de hoy nunca quiso darme la cara y no sé por qué. Siguen pasando los días y hago un escrito para dirigirlo al jefe de depto. Regional de Chalco, exponiendo el problema, solicitando el apoyo y claro se me diera la baja de mi hija sin tener que firmarles nada a la escuela. Entrego mi escrito dirigido al Profesor Vicente Martínez Toriz. Al escuchar nuestra historia nos dice que él nos puede dar la baja sin que firmemos el acuerdo que tienen los directores de la sec. Pero que en cuanto al problema del apoyo para mi hija ya no podían hacer nada porque ya había pasado más de un mes y todo problema después de un mes ya no tenía validez para ellos, otro golpe más para que yo me desanimara, y no conforme con esto todavía tener que soportar las burlas y amenazas por internet , que le llegaban a mi hija una que tengo muy presente que decía algo así -estuvo súper chida la madriza que te pusieron, pero no entiendo? si te dejaron media muerta cómo pudiste ir todavía de chillona a la dirección?- y así como estas otras más que me deprimían terriblemente, total que por fin en el mes de marzo se me pudo entregar la baja de mi hija y así pudimos inscribirla en otra escuela.
A los pocos días de haberla inscrito en la nueva escuela mi hija tuvo una recaída en cuanto a su salud y el estado de depresión en que se encontraba ya que un niño de su actual escuela comenzó a burlarse de lo que le había pasado y comenzó a contarles a sus demás compañeros, así que esto fue otro golpe más para ella. Cuando esto pasó la llevo al doctor y al revisar el electroencefalograma y el doctor me dice que está demasiado alterado y el estado de la niña no está muy bien que digamos, que no me preocupe que tiene que iniciar un tratamiento para disminuir los dolores de cabeza, y le manda un medicamento “depresor del sistema nervioso” para que este más tranquila, cuando me dicen esto yo comienzo a preocuparme más por la salud de mi hija y es entonces que recibo el apoyo de una excelente fundación y una persona excepcional la cual hasta el momento nos ha apoyado y está al pendiente de nosotros. Yo estoy completamente agradecida con ellos porque, toda la gente a la que yo pedí su apoyo para este difícil momento me lo negó y en todos lados me serraban la puerta, cuando yo pedí el apoyo a “FUNDACION EN MOVIMIENTO” la Lic. Trixia Valle me escucho, apoyo y me abrió las puertas de su hermoso corazón. En este trayecto de mi vida; la vida me ha permitido conocer a personas de excelente calidad moral y con profesiones extraordinarias como el Lic. José Luis Alcántara, el Sr. Gustavo Lomelín y su equipo de trabajo, los excelentes reporteros de proyecto 40 y los de tv azteca sin olvidar claro al Sr. que le otorgo una beca a mi hija, que sin conocernos le ha brindado a mi hija un excelente regalo el cual no tengo conque agradecer tan hermoso detalle y aunque no lo conocemos en persona, espero pronto tener el honor de agradecerle personalmente su gran apoyo, agradezco a Dios por haber puesto en mi camino a todas estas hermosas personas. Puedo compartir con ustedes que esta tan difícil prueba que nunca espere vivir, no se la deseo a nadie, ya que destruye tanto a nuestros hijos como victimas tanto a nosotros como padres, y en si a la familia completa, yo he vivido momentos terriblemente tristes, desesperantes, humillantes, que en su momento me hicieron sentir lo peor, pero también, esto me lleno de coraje para seguir adelante por mi hija y mi familia. Por eso es que si yo pudiera ayudar a más personas tan desamparadas como yo lo estuve, por casos similares claro que lo haría y si esta hermosa fundación me permitiera contribuir con ella aunque fuera con lo más mínimo me sentiría tremendamente agradecida. Que Dios los bendiga siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario